Joaquín Galindo

El Consejo de Ciudad vuelve a sacar los colores a Suso

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Consejo de Ciudad en Alcañiz reunido la tarde del 12 de enero, volvió a denunciar las carencias de la ciudad ante un alcalde que no supo mas que "echar balones fuera" y nombrar la "herencia recibida" como culpable de muchas de las situaciones que después de cinco años de gobierno ya son su responsabilidad.


 

Un salón de plenos con el aforo completo fue el lugar donde se desarrolló el primer Consejo de Ciudad del 2017 con el objetivo de que las asociaciones propusieran, de cara a los próximos presupuestos, las deficiencias y mejoras que veían en sus diferentes ámbitos de actuación para introducir en las cuentas del Ayuntamiento de este año los gastos correspondiente que pudieran satisfacer dichas propuestas.

Una a una las asociaciones fueron tomando la palabra para explicar y exponer sus demandas e informar a los ediles de las mejoras que proponían para la ciudad. La ronda de intervenciones se inició con la representante las asociaciones vecinales que planteó “propuestas realistas” incidiendo en cuestiones como la limpieza de la ciudad, el abandono y degradación del casco histórico y de las riberas del río Guadalope, la falta de aparcamientos, la infrautilización o abandono de edificios y espacios municipales, la finalización del centro de la policía municipal, la deficiente señalización de los caminos escolares y muchos otros asuntos de interés general para la ciudad. A continuación intervinieron representantes de asociaciones culturales reclamando igualdad de oportunidades y criterios objetivos para la concesión de subvenciones. El representante del Consejo sectorial de Deportes expuso un detallado listado de reclamaciones de los distintos clubes deportivos y de los usuarios para la mejora del servicio y de las instalaciones deportivas, entre las que enumeró estaba la falta de personal de conserjería, el mal estado de los vestuarios del fútbol o el deterioro general de las instalaciones, a lo que el primer edil le respondió "que hacía lo se podía y que muchos de los problemas venían de legislaturas anteriores", con el consiguiente murmullo del público asistente. Del Consejo escolar con propuestas de mejora de seguridad para los distintos colegios y en concreto para el Colegio Emilio Díaz, donde se volvió a exigir la reparación de las láminas del porche del Colegio que saltan cada vez que hay temporal de viento con el consiguiente peligro para niños y familias. Del Bajo Aragón feminista para la realización de campañas contra la violencia machista y oportunidades laborales de igualdad de género. Del movimiento animalista reclamando más ayudas para la defensa de los animales y la eliminación de ayudas para las corridas de toros. El representante de CCOO propuso el aumento de plantilla municipal para limpieza viaria, medio ambiente y acceso a participación ciudadana, etc. En la siguiente ronda intervinieron dos  de los miembros de “reconocido prestigio” de la ciudad que incidieron en la suciedad y abandono general de la ciudad y del casco histórico proponiendo actuaciones de mejora en la Plaza Cabañero y de reforma del pavimento de la Subida del Teatro, del cumplimiento del reglamento y participación del Consejo de Ciudad, de señalización de edificios históricos o de creación de una residencia para mayores en el convento de las dominicas, entre otros. Finalmente tuvo lugar un turno de ruegos y preguntas en las que salieron a relucir asuntos como la farola de la plaza de España, las barreras arquitectónicas para discapacitados o la necesidad de convertir el Consejo de ciudad en una herramienta útil para la participación ciudadana.

Un alcalde a la defensiva
Durante toda la sesión el alcalde estuvo a la defensiva ante las intervenciones de los representantes de las asociaciones y de los miembros de prestigio del consejo de ciudad. Sin responder a muchas de las cuestiones que se le plantearon tuvo en muchos momentos el tic de remontarse a las legislaturas anteriores a la suya para buscar los culpables de las situaciones actuales, obviando sus más de cinco años al frente del consistorio, lo que produjo en muchos momentos el sonrojo de público asistente. 
 
La protagonista fue la farola
Sin embargo la protagonista de la tarde/noche fue sin duda una recreación de la farola que desde hace casi dos no está en la plaza. Esta emblemática farola que fue derribada tras la colisión de una furgoneta con ella, sigue a la espera de ser repuesta después de pasados casi 24 meses. El vecino de Alcañiz, Juan Antonio Serrano, ha querido denunciar trayendo al salón de plenos una recreación de la farola, con la consiguiente sonrisa de los asistentes y de la mueca de desagrado de algunos. 
 
 
 
La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas e interiorJuan Antonio Serrano junto a la farola

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política