Reciclando y restaurando muebles

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Conocí a Belén una tarde recién inaugurada Suite 34, ¡Ya casi hace un par de años desde entonces! En una de sus visitas me habló de su pasión por restaurar viejos muebles y objetos que tal vez por su valor sentimental le despiertan un interés especial. Me mostró unas fotos de varios de sus trabajos que me cautivaron. Poco tiempo después nos pusimos manos a la obra para que algunas de estas piezas compartieran nuestro espacio.

Ana Mulet ¿Cuál fue tu motivación para comenzar en el mundo de la restauración?

Belén Ceperuelo. De pequeña me encantaba regirar la casa de mis abuelos, en los graneros y cuartos donde había cosas fascinantes. Mesillas y armarios llenos de cartas, fotos, ropa. Una gran cama de hierro, un baúl de madera, unas tazas muy lindas. Preguntando sobre ellas me contaron bonitas historias familiares y comencé a recuperar y guardar algunos de esos objetos.

Cuando vi en el INEM un curso de restauración de muebles me pareció interesante aprender alguna técnica para recuperarlos.

A.M. ¿Te fuiste formando con la experiencia o mediante cursos?

B.C. Tuve la suerte de que ese primer curso que realice era muy completo y me facilito las técnicas necesarias para realizar cualquier proyecto básico. Sigo siendo bastante fiel a lo que aprendí. Pero también me gusta experimentar con ideas del reciclaje.

A.M. ¿Algún trabajo al que le tengas un cariño especial?

B.C. El primero que restauré: una silla de barbero de madera de mi bisabuelo. Con ella aprendí.

A.M. ¿Algún trabajo que se te resista?

B.C. Los acabados con gomalaca y encordar bien las sillas.

A.M. ¿A qué momento pertenecen las piezas que restauras?

B.C. Generalmente son de mediados de siglo pasado pero he tocado piezas muy antiguas.

A.M. ¿Te resulta complicado hacerte con ellos?

B.C. No, casi nunca. Antes de empezar cualquier proyecto lo observo con calma para saber hacia donde vamos a ir.

A.M. ¿Eres más partidaria de dejarlos como están o prefieres añadir elementos más actuales?

B.C. Depende, todo depende (como la canción). A veces hay que ser respetuoso y otras se puede jugar un poco. La opinión de la persona con la que va a convivir el mueble es lo principal.

A.M. Si pudieses trasladarte a un momento de la historia y rescatar una pieza que decorase el saloncito de tu casa, ¿Cuál sería?

B.C. Volvería allá por finales de los 50 y rescatar la mecedora de mi abuela antes de que fuese utilizada como leña para la estufa.Ω

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política