Joaquín Galindo

#JavierBaigorri - Conclusiones tras la tormenta

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El paso de la tormenta Gloria (curioso nombre para una tormenta tan destructiva), si bien no ha tenido en Alcañiz las repercusiones que ha tenido en comarcas como el Maestrazgo o el Matarraña, debe hacernos pensar en el estado de nuestras infraestructuras y qué debemos hacer para mejorarlo.

Empecemos por la Ronda Teruel. A causa de filtraciones de agua se decidió desalojar por prudencia a 43 personas, no es menos cierto que se ha demostrado que las actuaciones de estabilización del cerro funcionaron, y funcionarán todavía mejor cuando se acometan las obras de construcción del nuevo vial. En referencia a la propia carretera nacional, los técnicos del Ministerio están evaluando la vía, que es de su competencia, para estimar las actuaciones a realizar.

La tormenta ha provocado asimismo cortes en diferentes caminos rurales, siendo el caso más importante el del Camino del Ciprés, donde ha habido tres derrumbes. Este es un camino en el que las anteriores corporaciones habían invertido importantes cuantías, pero que aun así habrá que afrontar una estabilización en condiciones.

Asimismo, ha sido relevante la actuación en el Escorredor del Mangón, competencia de la CHE, cuyo emboce ocasionó la inundación del polígono de La Laguna. Más allá de que habrá que evaluar el estado de las infraestructuras del polígono industrial de naturaleza privada, es evidente que la situación del Escorredor del Mangón necesita mejorarse por dos motivos: el primero y principal, porque es una zona que potencialmente afecta, no sólo a zonas industriales, sino también a zonas residenciales y educativas y, en segundo lugar, porque es una zona en la margen izquierda del río Guadalope que es una potencial expansión de la ciudad. Ambos aspectos están cubiertos en un proyecto elaborado por el Ayuntamiento hace años, para lo cual precisaremos financiación externa, como en todos los grandes proyectos de infraestructuras.

Por último, si cada vez que llueve afecta a las viviendas del casco histórico, estas lluvias no han sido una excepción. El ARRU, cuyas bases esperamos que sean aprobadas por el Ministerio en marzo, será un elemento para regenerar el casco histórico.

Desde el Ayuntamiento se ha hecho una previsión de daños que ha sido remitida al Gobierno para la dotación de una partida para paliar los daños.

Últimas Noticias

Noticias más populares

Agenda del Bajo Aragón

Sin eventos

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política