#JoséMiguelCelma - La visita del doctor

  • Imprimir

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

De unos meses a esta parte se están produciendo numerosas visitas de personalidades muy relevantes del panorama político español. No de gran importancia por las novedades que pueden generar entre los habitantes del Bajo Aragón, ya que más bien ha sido ninguna, sino porque mantienen la forma de las tradicionales presencias de los doctores en nuestros domicilios: el tiempo de rigor y poco más.

Han venido ministros, incluso uno de ellos más preocupado por su quedada en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas con una dirigente venezolana que no tenía permitida la entrada en la Unión Europea, que de dar solución a las infraestructuras turolenses. También de una recién llegada al pobladísimo Ejecutivo central para ver unos daños y no plantear soluciones. Y, como no, el presidente del Gobierno. Apenas 45 minutos porque tenía una cita en la agenda que le preocupaba y ocupaba más: los Premios Goya.

Hasta la fecha, el apoyo que Teruel Existe ha dispensado a Sánchez para que sea presidente no se ha traducido en nada positivo para nuestra provincia. Las infraestructuras siguen en el mismo punto en el que se encontraban, incumpliendo los plazos y plurianuales que dejó establecido el Partido Popular cuando gobernó; la transición está siendo de todo menos justa, ya que el cierre lo palpamos pero la llegada de empresas si acaso en sueños; y con respecto a las ayudas por el temporal no podemos hablar más de que palabras. Hechos ningunos. Eso sí, en otras regiones ya tienen conocimiento de importantes partidas económicas.

Mientras sigue evidente el silencio más absoluto, los bajoaragoneses vamos a seguir teniendo que transitar por las mismas carreteras, buscar soluciones a los daños por las nevadas sin la certeza de que podremos contar con el apoyo de las administraciones, viendo los cimientos de un hospital paralizado y campos de olivos dañados y mermados durante al menos cinco años. Creo que merecemos mucho más que unas pocas palabras y visitas de médico.

Necesitamos dirigentes que crean en nuestra tierra y en nuestras posibilidades. Algo muy complicado cuando ni el Gobierno de España ni el de Aragón hacen apenas nada por los que queremos seguir viviendo en esta tierra. También por las nuevas generaciones que ven cada vez más complicado encontrar aquí su modo de vida y sustento, mientras las decisiones electoralistas de unos, incomprensibles de otros y de despacho de los dirigentes de uno y otro Ejecutivo, no hacen sino mermar a esta provincia.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. Ver política